La artista utiliza toda clase de materiales para trabajar sus telas, desde pinceles hasta trapos que dejan gotear la pintura y espátulas que plasman diversas formas.
Elsa Caymes trabaja sobre las telas sensaciones y emociones sobre el sentimiento de encierro que se percibe en las grandes ciudades. Se permite además una libertad total en el juego del color. Pinta el aire, el agua y el cielo, y el resultado de los paisajes que percibe no es sino el mundo interior de la pintora, que ha trabajado su camino hacia una abstracción cada vez mayor.


Dolores Merino

(Estil Mollet, Mollet des Vallès, España, mayo 2000, Nº 4).